.Antes de iniciar una psicoterapia es importante conocer en qué consiste y qué beneficios puede aportar:

Cualquiera puede beneficiarse de la Psicoterapia

Existe la creencia de que las personas que acuden a un psicólogo o psicoterapeuta son las que tienen algún trastorno grave.

Esto es así es algunos casos, pero hay otros motivos que pueden impulsar la búsqueda de una intervención con Psicoterapia:

– Cambiar conductas problemáticas.

– Sobrellevar transiciones importantes en su vida (pérdida del empleo, divorcio, o la muerte de un ser querido).

– La necesidad de manejar y equilibrar las demandas de la crianza de los hijos, el trabajo y las responsabilidades familiares.

– El poder hacer frente a una enfermedad médica.

– El buscar mejorar las habilidades de relación social o poder lidiar con factores estresantes.

También hay ocasiones en los que la persona no sabe poner nombre a lo que le pasa. Simplemente siente un malestar difuso, al que no puede poner palabras. En estos casos, es habitual que haya un conflicto interno, aún inconsciente, que esté pulsando por expresarse y hacerse consciente para ser resuelto.

Afortunadamente, en la actualidad el estigma relacionado con la obtención de ayuda profesional para los problemas psicológicos cada vez está menos presente. Esto es gracias a que, cada vez con más frecuencia, esta búsqueda de ayuda se percibe como un signo de iniciativa y cuidado personal. También ayuda la difusión en medios y redes sociales sobre los avances en la investigación psicológica, en la que se siguen encontrando evidencias que enfatizan el valor de cuidar la salud mental y emocional para garantizar una buena salud física.

La Psicoterapia es más que «hablar y escuchar»

Ante la existencia de dificultades es importante contar con el apoyo de familiares y amigos en los que se puede confiar. No obstante, un profesional de la Psicología puede ofrecer mucho más que el mero hecho de hablar con familiares y amigos:

  • Los psicólogos cuentan con años de formación especializada, capacitación y experiencia que los hacen expertos en la comprensión y el tratamiento de problemas complejos.

  • Asimismo, la investigación muestra que la Psicoterapia es eficaz y útil. Las técnicas que utiliza un psicólogo durante la Psicoterapia se desarrollan a lo largo de décadas de investigación y son más que «solo hablar y escuchar». En un enfoque experiencial y humanista, se tiene en cuenta la globalidad de la persona, y se pueden proponer ejercicios de imaginación y fantasía, corporales…

  • Los psicólogos pueden reconocer el comportamiento o los patrones de pensamiento de manera objetiva, mucho más que aquellas personas más cercanas.

  • Si bien un psicólogo puede realizar comentarios u observaciones similares a las de amigos y familiares, su ayuda puede ser más eficaz debido al momento oportuno, el enfoque utilizado o su postura neutral.

La Psicoterapia es interactiva y colaborativa

El psicólogo comienza el proceso de la Psicoterapia pidiendo a la persona una descripción del problema que ha impulsado la búsqueda de ayuda. Esto es solo el punto de partida de la Psicoterapia. También se recopila información relevante sobre sus antecedentes, el historial de sus problemas y otras áreas importantes de su vida, así como las diversas formas en que ha tratado de abordar las situaciones.

La Psicoterapia suele ser un proceso interactivo y colaborativo basado en la participación activa del paciente/cliente en la resolución conjunta de problemas.

El psicólogo puede animarle a practicar nuevas habilidades entre las sesiones o asignarle tareas relacionadas. Juntos, el paciente/cliente y su psicólogo identifican los problemas, establecen metas y supervisan la progresión.

Mirada al pasado, presente y futuro

Un componente de la Psicoterapia podría implicar el análisis de las experiencias en la infancia y los eventos significativos que han impactado en la vida de la persona. Relacionar la información de sus antecedentes familiares puede ayudar tanto al paciente/cliente como a su psicólogo a comprender las percepciones y sentimientos existentes, las actuales estrategias de afrontamiento, o a ver los patrones que se han desarrollado. Echar una mirada hacia atrás supone comprender mejor el presente, y realizar cambios positivos orientados al futuro.

En función del problema y de la demanda de la persona, el psicólogo puede elegir enfocarse de forma primordial en el problema o crisis actual que ha impulsado la búsqueda de tratamiento, sin profundizar en experiencias pasadas. A este respecto, puede enseñar al paciente/cliente a incorporar técnicas y herramientas que le ayuden a cambiar los pensamientos o conductas que, en la actualidad, están contribuyendo a la aparición del problema.

La Psicoterapia no es para siempre

La duración de la terapia dependerá de los objetivos a conseguir y el tratamiento. No obstante, el objetivo del psicólogo no es mantener a la persona como cliente para siempre, sino acompañarle en un camino de autoconocimiento, madurez emocional y autonomía.

Fuente: Infocop 2019; American Psychological Association

Photo by Ashley Batz on Unsplash

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de obtener información estadística sobre la base de los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso y, en caso de no aceptar su instalación, deberás visitar el apartado de Política de Cookies , donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. ACEPTAR
Aviso de cookies